Pasos para abrir al público un local comercial

Pasos para abrir al público un local comercial

ABRIR TU PROPIO NEGOCIO

En esta ocasión queremos explicarte de la manera más clara y sencilla cuáles son los trámites que debemos llevar a cabo en el caso de que quieras abrir tu propio negocio sin que se convierta en un verdadero calvario.

¿Qué necesidades tengo? ¿Cuántos m² necesito? ¿Son todos los locales válidos para montar mi negocio? ¿Cuáles son los trámites necesarios para empezar a trabajar? ¿Qué hay de la documentación necesaria a presentar en el ayuntamiento?

UN LOCAL PARA CADA NEGOCIO

Debes tener en cuenta que no todos los locales comerciales son adecuados para el tipo de actividad que quieres ejercer. Éste debe adecuarse tanto a las exigencias de tu modelo negocio como a las ordenanzas que regulen la puesta en marcha de la actividad a emprender.
A la hora de seleccionar el espacio donde emprender tu actividad es importante analizar detenidamente varias cuestiones:

  • La ubicación. La importancia del lugar y su entorno inmediato, son claves para el buen funcionamiento de tu negocio. Estudia el flujo de gente, la accesibilidad al espacio, la posible competencia…
  • La arquitectura del espacio. Los metros cuadrados, la ventilación o la luminosidad disponibles son también factores indispensables a tener en cuenta a la hora de diseñar un espacio de trabajo cómodo y confortable tanto para ti como para tu futuro cliente.
  • Lo requisitos exigidos para tu actividad. Como es evidente, las exigencias legales para un centro de pilates en Vigo no son las mismas que para una tienda de ropa, o una oficina en Barcelona. Encontrar el asesoramiento adecuado para orientarte en cuanto a normativa municipal y requerimientos necesarios para la apertura del local comercial de tus sueños es esencial (¡aunque sea una oficina!).

Plano arquitectura

TRÁMITES Y PASOS A SEGUIR

Para abrir las puertas de tu local es necesario tener todos los papeles en regla, y eso implica disponer de la licencia de apertura y actividad al día. La licencia es un documento que acredita que tu local (comercial, administrativo, educativo, ocio…)  cumple las condiciones de seguridad, habitabilidad y uso de la actividad que vas a ejercer.

Tendrás suerte si el espacio comercial que alquilas ya la tiene porque solo deberás presentar una Declaración Responsable para realizar el traspaso de titularidad del negocio.

Si por lo contrario el local comercial (una cafetería, un restaurante, una tienda de zapatos, una oficina…) no tiene licencia de actividad y además debes hacer reformas interiores, a los trámites de obtención de la licencia de apertura debes sumarle la solicitud de la licencia de obra, que para tu suerte, las gestiones son más sencillas de realizar que los relativos a los de una vivienda de nueva construcción:

  • Redacción del proyecto de arquitectura sobre el local escogido: desarrollar el proyecto de acondicionamiento del local según las normativas y exigencias municipales, respondiendo a las medidas acústicas, de accesibilidad, higiénicas y contra incendios.
  • Presentación del proyecto al ayuntamiento junto con un formulario de solicitud de la licencia de obra, declaración responsable o comunicación previa, adjuntando el proyecto visado previamente (en el caso que sea necesario). Pago de las correspondientes tasas e impuestos.
  • Concesión de la licencia de obra. Planifica con tiempo. “Las cosas de palacio van despacio”: dependiendo del volumen de trabajo que tenga el ayuntamiento en el momento de la petición, éste puede tardar hasta 3 meses en concederte la licencia de obra.
  • Estudio de los presupuestos de ejecución. El periodo de espera mientras se produce la concesión de la licencia de obra es un buen momento para solicitar los presupuestos de ejecución de las obras. Lo ideal es que sean varias las empresas de construcción que oferten la reforma, pudiendo de este modo revisar y contrastar las ofertas económicas recibidas de manera independiente.
  • Concedidas las licencias se puede iniciar la ejecución de la obra, siempre bajo la dirección de un profesional, ya sea arquitecto y/o arquitecto técnico.
  •  Entrega en el ayuntamiento del certificado de final de obra junto con la solicitud de licencia de apertura.
  •  Se podrá comenzar la actividad del negocio sólo cuando el Ayuntamiento conceda la licencia de apertura.

Porque a la larga te saldrá más barato, te recomendamos que acudas a tu arquitecto de cabecera para ayudarte a escoger el local comercial que mejor se adapte a tus necesidades.
Si tienes alguna duda, o necesitas asesoramiento, no dudes en ponerte contacto con nosotros llamando al 698 189 398 o escribiéndonos a info@vandba.com.

 

 

Share